PROYECTO

«Una especie de ring probablemente
circular.»

JOYCE CAROL OATES

FABIANO KUEVA

Primer Round

Varias fueron las motivaciones y referencias para el proyecto Poesía Mano a Mano, desde sus ideas germinales a finales del año 2000, hasta su publicación «definitiva» en la Web a partir del atribulado año 2020. 

La primera, fue un efecto de las lecturas de poesía, sobre todo del paisaje que fijan las antologías, por su carácter de corte espacial/temporal, por su vocación polifónica; y una cuantas preguntas paralelas sobre el rol, sobre la posibilidad -¿legítima o no?- de que [email protected] [email protected] podamos plantear formas de circulación a la escena literaria local, más allá de la convención.

La segunda, fue por azar: el libro Del boxeo, de la escritora canadiense Joyce Carol Oates, con fotografías de John Ranard, que en su parte final cita a un joven boxeador que le confiesa: El semestre pasado me matriculé en un curso de introducción a la poesía y mientras lo hacía me fui convenciendo de que el mejor camino para comunicar mis motivos y sentimientos sobre el boxeo sería la poesía. A esto sumé, mi interés en las vanguardias artísticas que, en su momento, reivindicaron la iconografía y la lúdica del boxeo como metáfora del gesto poético escrito, visual, sonoro y corporal .

Posteriormente, la visita a una de las librerías EDUCAL de Ciudad de México, en el año 2002, cuya enorme sección de poesía incluía las series discográficas mexicanas: Voz Viva (UNAM) y Entre Voces (Fondo de Cultura Económica). La palabra grabada de Octavio Paz, José Emilio Pacheco, Rosario Castellanos, Álvaro Mutis, Juan Gelman o Jaime Sabines , aguardaba por [email protected]/escuchas en formatos: LP de vinilo, cinta casete y disco compacto, como una invitación irrenunciable para el oído. 1

A escala local, las series sobre Poetas y Escritores Ecuatorianos, realizadas por el poeta Raul Arias desde la década de 1990, fueron claves, sobre todo por su creativa estrategia de circulación: de mano en mano y de boca en boca ; que combinaba la cinta casete diseminada en espacios educativos, sobre todo secundarios y universitarios, y, a la vez, las posibilidades de difusión radial. 2 

Finalmente, un fragmento boxístico que era centro del cuadrilátero y a la vez la esquina, la agitación y el aliento, como parte de una instalación realizada en la Galería Madeleine Hollaender de Guayaquil por el año 2000. 3 Elemento que trasladé al proyecto, sugiriendo un espacio/escenario que podía ser ocupado. De todo este «eclecticismo» nació el proyecto Poesía Mano a Mano.

1 Discografías: VOZ VIVA / ENTRE VOCES (México) y PALABRA DE ESTA AMÉRICA (Cuba).

2 Serie fonográfica en casete: 30 POETAS ECUATORIANOS por Raúl Arias (Ecuador).

3 Instalación, Galería Madeleine Hollaender, Guayaquil, 2000.

Breve paisaje poético del entre-siglo veinte y veintiuno.

Segundo Round

En el entre-siglo del veinte al veintiuno, Poesía Mano a Mano realizó un trabajo editorial colectivo en el que participamos: el escritor Raúl Serrano Sánchez, Mayra Estévez Trujillo y yo, como productores. Además, acogimos valiosos aportes de colegas y figuras de la escena literaria.

Poesía Mano a Mano, consistía en un sencillo formato: ciclos semanales; dos poetas por noche; [email protected] [email protected] [email protected] o réferi; la descripción de su arte poética por cada [email protected]; una lectura alternada de textos; y preguntas de [email protected] escuchas como cierre. Estas «reglas» podían ser alteradas con toda libertad por [email protected] poetas in[email protected] o su réferi.  Mano a Mano deseaba ser un evento libre de toda solemnidad, que posibilite una experiencia poética en común, no restringida únicamente al circuito literario.

Elegimos e invitamos a un conjunto de poetas, de voces combinadas para cada ciclo y cada encuentro.  Más allá de un canon específico o una visión lineal  o generacional, deseábamos activar, reconociendo trayectorias y escrituras diversas –incluso divergentes-, una serie de diálogos  en la poesía actual. Varias respuestas a nuestra invitación fueron negativas, la evocación boxística generaba, en ocasiones, dudas literarias o personales. Pero la confianza de [email protected] poetas permanecería intacta en el tiempo. 4

No podemos obviar que, por esos años, vivíamos una época de auge neoliberal y vacío institucional para la cultura; que la reciente dolarización de nuestra economía fracturaba cotidianamente la vida del país en dos, en incontables partes. Nuestro período de gestión para Poesía Mano a Mano coincidió, además, con el “concurso miss universo 2004 en Ecuador”, franquicia del político ultraconservador estadounidense Donald Trump, e impulsada con «fervor internacional» por el entonces gobierno de Lucio Gutiérrez. 5 Ese evento, que hoy está en el olvido absoluto, en su momento recibió el apoyo económico y logístico masivo de instituciones, aseguradoras, aerolíneas, hoteles y empresarios locales. En esas condiciones, y tras varios meses de búsqueda, infructuosa, de auspicios tanto públicos como privados, decidimos realizar los ciclos de grabación Poesía Mano a Mano con recursos y equipos propios, bajo el viejo lema del punk: hazlo tú mismo.

Elegimos como escenario el Teatro Prometeo, por su forma circular y su aforo; activamos ese escenario, acogimos a un público escucha diverso y grabamos en vivo, a cuatro canales en sistema Digital Audio Tape (DAT), a [email protected] poetas: María Fernanda Espinosa, Iván Oñate, Raúl Arias, Leopoldo Tobar, Natasha Salguero, Julio Pazos, Efraín Jara Idrovo, Jorgenrique Adoum, Alfonso Espinosa Andrade, Paúl Puma, Sonia Manzano, Javier Ponce, Roy Sigüenza, Ángel Emilio Hidalgo, Bruno Sáenz, Fernando Balseca, Margarita Laso, Fernando Cazón Vera, Cristóbal Zapata, Jorge Martillo, Maritza Cino, Galo Alfredo Torres, Edwin Madrid, Luis Carlos Mussó, Ana María Iza, Catalina Sojos, Humberto Vinueza y Ariruma Kowii . Como réferis tuvimos a [email protected] [email protected]: Jennie Carrasco Molina, Efraín Villacís y Cárol Murillo Ruiz. A nuestro equipo se unieron:  Byron Azuero (técnico de grabación); Mauricio Ushiña Atienza (registro fotográfico en película de 35mm);  Gabriela Ruiz Agila (asistente de prensa); y David Nieto Romero (asistente de producción). 6

4 Metáfora boxística, espacio para ser ocupado, escenario para la palabra dicha.

Donald Trump, Lucio Gutiérrez y Ximena Bohórquez en el evento «miss universo 2004 en Ecuador». Diario El Comercio.

6 Programas de los ciclos de Poesía Mano a Mano, 2003 – 2004.

Las 32 cintas de audio digital (DAT) utilizadas en la grabación de los ciclos Poesía Mano a Mano.

Tercer Round

Una pregunta recurrente o comentario entre el público era ¿qué mismo está pasando en el Teatro Prometeo entre tanto cable y a media luz? Tanto desde quienes esperaban un recital convencional con podium y laureles; como de varios que salían frustrados con su anhelo de un espectáculo “sofisticado”. Durante aquellos meses de grabación, muy espaciada debido a temas de presupuesto, el Prometeo 7 fue un espacio de experimentación íntimo, imperfecto  y efímero:

“La grabación corre. [email protected] poetas salen del camerino y toman posición en sus esquinas. El público aplaude. El/La réferi los presenta. Sus voces van llenando el teatro, con tanta intensidad que a veces se produce  feedback y queda registrado. Se escucha el pasar de las páginas una tras otra. Leer es dar. […] A la palabra le sigue el silencio, le sigue el susurro. Nervio, prisa, cadencia, pausa, risa, aplauso. Se percibe la duda, la seguridad o la “malicia” en la elección de cada poema. Servimos una copa de vino o de whisky a [email protected] poetas para aligerar el aire. Las pisadas, el click-clack de nuestro fotógrafo retumban. Alguien en el público se mueve en su asiento, tose, vuelve a toser. Alguien abandona el teatro, la puerta rechina, todo suena, todo queda grabado. Este conjunto, constituye un paisaje sonoro de la poesía o un paisaje poético del sonido , ambas opciones nos justifican. La sesión termina, [email protected] escuchas se acercan a las esquinas para un saludo, una improvisada firma de libros, una foto con [email protected] poetas o el abrazo necesario luego de más de una hora, a veces dos, de palabra en común.” 8

Debemos reconocer que el formato y la combinación de voces y trayectorias propuesta, muchas veces fluía; otras gravitaba a un tempo en tensión leve. Alguna vez nos pareció que la metáfora boxística se tornaba «literal», pero fue solo un round de sombras. Sin más demanda que escuchar a [email protected] poetas y sin más expectativa que cuidar el registro, todo cuanto sucedió nos parece, hasta la fecha, vibrante. Los tres ciclos de grabación acogieron a más de 2500 personas y lograron algún eco en la prensa de aquellos días. 9

Un detalle desconocido, es que Poesía Mano a Mano programó un cuarto y último ciclo para junio de 2004, que incluía voces de la escena poética emergente, hoy [email protected] figuras muy reconocidas, más algunas trayectorias imprescindibles como Francisco Granizo (1925-2009), a quien le gustaba mucho nuestro afiche boxístico. Ese ciclo no pudo realizarse, por variados motivos. Esto nos llevó a asumir nuestra vocación de fragmento. Luego nos acogimos a un silencio, a una pausa voluntaria y prolongada. Durante varios años, las cintas grabadas en DAT y los negativos fotográficos de 35mm que contenían Mano a Mano se conservaron intactas en los archivos de Oído Salvaje. El rigor del tiempo convirtió estos registros en documento, en un  retrato acústico de [email protected] poetas participantes y un corte en sus procesos de escritura.

Cierta resonancia de Poesía Mano a Mano se fue produciendo, a pesar de nuestro mutis Con los años, proliferaron formatos «semejantes” y locaciones «similares”, unas veces desde la potencia del underground, otras desde la simple copia institucional. Mantuvimos una distancia crítica con muchos de estos gestos. Dejamos que aquello que fue en el Prometeo  oscile entre rumor y el ruido, también de eso se trataba.

Nuestra apuesta fue siempre el registro, y hoy del archivo , gestionando publicaciones sonoras -físicas o digitales- prolijas y al alcance de públicos amplios. Para Oído Salvaje, la experimentación, no es una etiqueta, sino un modo de actuar, que genera espacios comunes donde siempre cabe la incertidumbre y se afirma la autonomía.

7 Íntimo, imperfecto y efimero: Teatro Prometeo de Quito.

Diario de grabación Poesía Mano a Mano, octubre 2003 – junio 2004.

El público escucha de Mano a Mano fue diverso e incluía a [email protected] [email protected] de la escena poética emergente de aquellos años, hoy [email protected] voces reconocidas.

Breve paisaje de poesía sonora, polipoesía y poesía sonorizada en el entre-siglo 20 y 21.

Cuarto Round

Las posibilidades de la palabra poética como material para la creación artística tienen tradiciones distintas y milenarias Las posibilidades técnicas y estéticas de la grabación y el montaje durante el siglo 20 diluyeron límites y ablandaron cánones. Como productor de Poesía Mano a Mano, me interesó siempre que los registros, que la voz de [email protected] poetas [email protected], a su vez generen otros diálogos , otros mano a mano, en un ciclo constante. Entre los incontables destellos poéticos acontecidos en el Prometeo, menciono ahora cuatro por su posible conexión con lo anterior: el performance de Miguel Jara y su troupe como inicio no programado en el encuentro de Raúl Arias y Leopoldo Tobar; la secuencias onomatopéyicas de Paúl Puma; el epígrafe cantado proveniente de una zamacueca peruana en la lectura de Margarita Laso; y el poema cantado por Ana María Iza. 10

Hacia el año 2009, el panorama era distinto, nos fuimos reactivando como proyecto editorial y archivístico. La partida de Jorgenrique Adoum , en julio de ese año, lo memorable de su encuentro con Efraín Jara Idrovo, impulsó la publicación del primer disco compacto de Poesía Mano a Mano, en coproducción con el Ministerio de Cultura para ejemplares de libre circulación en la Feria Internacional del Libro de Quito 2009. 11

Posteriormente, entre 2010 y 2011, gracias a una beca de Prince Claus Fund (Holanda) y el apoyo del Instituto Metropolitano de Patrimonio Cultural de Quito, produjimos un segundo álbum de cuatro discos compactos como  Memoria Sonora de Poesía Ecuatoriana. Esta publicación, a modo de antología sonora y también de paisaje, incluyó fragmentos de cada ciclo, de cada diálogo poético y estaba acompañada de un disco de versiones sonoras en el que reconocidos artistas sonoros, [email protected] y mú[email protected], releyeron o tradujeron, desde y hacia sus lenguajes una breve serie de poemas. En ese nuevo ciclo participaron:  Joanne Vance, Jorge Oviedo, Paúl Rosero, Clo Sísmico, Mauricio Proaño, Bruno Galindo, Mesías Maiguashca, Daniel Pasquel, Christian Proaño, Jorge Espinosa M., Fabiano Kueva, Alex Alvear, Carlos Arboleda, Nelson García, Juan Carlos González + Víctor Andrade, Susana Anda, José Urgilés, Daniel Pico, LOOPXUS (Blasco Moscoso + Daniel López), Mayra Estévez Trujillo y Mariela Condo . Esta etapa discográfica contó con el diseño gráfico del artista y fotógrafo Gonzalo Vargas M. y la masterización sonora de Daniel Pasquel. 12

Este impulso discográfico vivió, en propia piel, la crisis del disco compacto como soporte material y también esa suerte de desdén local por el objeto cultural “pagado o comprado”. El álbum antológico fue un placer artístico irrepetible, elogiado por algunos expertos, pero un fracaso económico. Por esto, decidimos donar sus ejemplares a bibliotecas, archivos, centros comunitarios, fonotecas, centros de documentación, universidades y museos de Ecuador, Colombia, México, Argentina, Uruguay y España. 13

10 Todo es estos gestos pueden oírse en los respectivos Mano a Mano.

11 Nicole Adoum, Ramiro Noriega, Edgar Vega y Fabiano Kueva en el lanzamiento del CD Poesía Mano a Mano: Efraín Jara Idrovo – Jorgenrique Adoum en la Feria Internacional del Libro de Quito 2009.

12 Concierto de lanzamiento del álbum discográfico Poesía Mano a Mano: Memoria Sonora de Poesía Ecuatoriana en el Teatro México de Quito, abril 2011.

13 Presentación del portafolio de publicaciones de Oído Salvaje en la Fonoteca Nacional de México, 2014.

Discografía Poesía Mano a Mano 2009-2011.

Empate Técnico

Sobre los archivos existe un intenso debate e incontables aproximaciones teóricas, depende en qué orilla del Atlántico [email protected] se pare. Nuestra experiencia con Poesía Mano a Mano , en estos veinte años, nos dejó como aprendizaje: que el archivo es/debe ser un contenedor de VIDA y un generador de COMUNIDAD . Desde esa comprensión, la partida en años recientes de: Humberto Vinueza, Ana María Iza y Efraín Jara Idrovo , pudimos asumirla como presencia en la escucha, como voz que tensiona el silencio ; volver a sus voces grabadas no fue fácil -como editores-, pero nos parece necesario, incluso imprescindible, provocar un ejercicio sobre lo ya dicho , sobre lo ya escuchado.

Hay una pregunta ineludible y constante ¿Cuál es el destino más grato y respetuoso para estos registros, devenidos documento, devenidos archivo? El indicio más claro vino de un escucha/lector que me escribió desde Cuenca en marzo de 2020, a inicios del confinamiento por el COVID-19, luego de ver el video making-of del Mano a Mano: Adoum – Jara Idrovo en nuestro canal de YOUTUBE, lo cito: Hola señores, les escribo para preguntar cómo puedo tener toda la grabación de esos poetas, no los conocía, porque estoy en el colegio y cuando lo realizaron yo aún no había nacido.

Estaba claro, este acervo -en su integridad- debía estar disponible de manera abierta, en la Web, dados sus bajos costos respecto al mundo discográfico, pero a la vez publicado con afecto, en condiciones de respeto para [email protected] poetas y [email protected] artistas participantes, con criterios editoriales  que cuiden la «atmósfera» que tuvo Mano a Mano y pueda ser legible/audible para [email protected] [email protected] escuchas. 

Este nuevo aliento editorial también nos ha permitido terminar el ciclo de versiones sonoras , al que se unieron artistas entrañables: Margarita Laso, Sexores, Mugre Sur, José Vítores, David West, Modo Avión Duo (Juliana Pontón + Adrián Steinsleger) y Ricardo Pita. 14

Adentrarse en un archivo deja siempre huellas, como las que dejan las pisadas en la arena o en el monte.  Andar oyendo estas voces, quizás sea una apertura de la visión y de los sentidos para [email protected], sobre todo jóvenes y estudiantes; como fue para quienes estuvimos en el Teatro Prometeo hace 18 años.

Así pues, estas poéticas y estas versiones sonoras que ahora compartimos, serían como estar ahí donde aconteció la poesía dicha, porque la potencia del arte reside en esa capacidad: de ser presencia y de ser presente.

Quito, marzo de 2021.

14 Masterización del último ciclo de Versiones Sonoras Mano a Mano, Estudios La Increíble Sociedad, Quito, 2021.